Estás en Inicio \ Empieza 2022 ahorrando al comprar tu bici

Empieza 2022 ahorrando al comprar tu bici

Si compras una bicicleta es para poder desplazarte de un lugar a otro, ya sea por motivos de trabajo, deporte o esparcimiento. La inversión económica que vas a hacer es en todo caso, menor que en cualquier otro tipo de vehículos que desees adquirir.

En 2022, por tan solo $850.000 puedes adquirir una buena bicicleta nueva, y por menos dinero aun si es una de nuestras bicicletas usadas. A eso le podrías añadir un poco más de dinero para el casco, que, obligatorio o no en la ciudad donde te movilices, se debería llevar siempre para estar más protegidos ante un posible accidente. Y algún complemento más, como el inflador, los parches, un botellón de agua y alguna otra cosilla que quieras comprar. A partir de aquí, ya todo serán ahorros.

Las bicicletas apenas necesitan mantenimientos y la mayoría de ellos podrás hacerlos tú mismo en casa. Y si tienes que llevarla a un taller, la hora mecánica y los materiales necesarios son más baratos que los de un taller de automóviles o motocicletas. Tampoco necesitan combustible, más allá del que tú te metas en el cuerpo.

El ahorro en tiempo es incomparable. Pero si el tiempo es oro, lo que sucede cada vez más, la bicicleta te puede devolver mucho dinero. ¿Cuánto se tarda en lavar un auto y cuánto una bicicleta? ¿Cuánto en encontrar un parqueadero en uno y otro caso?

Seguro que para todas las actividades relacionadas con la bicicleta necesitarás disponer de mucho menos tiempo y dinero:

  • No necesitarás pagar parqueaderos.
  • No deberás pagar el impuesto que se le exige a los vehículos de tracción mecánica, el conocido como impuesto de circulación, que no afecta a las bicicletas por su casi nulo desgaste de la vía que ocasionan.
  • No necesitas sacar licencia para conducir en tu bici, ni tener seguro obligatorio.
  • No te aplica el pico y placa de las ciudades capitales.

Otros beneficios muy importantes que aporta el montar en bicicleta son los que se refieren a la salud:

La práctica regular de ejercicio físico beneficia a la salud en todo su conjunto: mejora el sistema respiratorio, el cardiovascular; fortalece la musculatura y ayuda al riego sanguíneo. También te permite mantener controlado tu peso corporal y reducirlo si lo necesitas en un momento determinado.

Esos beneficios físicos puedes obtenerlos tanto si utilizas la bicicleta para hacer deporte como si la empleas para desplazarte al trabajo o para pasear sencillamente en plan de descanso o turismo. En este último caso, sobre todo, se añaden muchos beneficios de tipo psicológico, aunque solo sea por los enfados que te evitas con los atascos cuando vas en el carro.

Circular en bici, por un parque o por el campo, te permite un contacto muy especial con el entorno natural. El roce de la brisa, la caricia del sol (dependiendo de la hora), los paisajes que se van descubriendo a la mirada y los aromas del campo. Todo eso no lo consigues ni yendo en un automóvil descapotable.

Todavía quedan los beneficios que se obtienen para el medio ambiente al no generar ni CO2, ni ruido, porque la bicicleta es un medio de transporte sano, sostenible, ecológico y económico, válido tanto para trasladarse por ciudad como por zonas rurales.

Invertir comprando una bicicleta siempre reporta muchos beneficios personales: económicos, para la salud, para la mente y para el medio ambiente. Pero, para que te salga rentable, además de comprarla hay que utilizarla.

¿Qué otros beneficios le encuentras a tu bici, para la movilidad en la ciudad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *