Saltar al contenido
Estás en Inicio \ 10 TIPS BÁSICOS PARA CICLISTAS PRINCIPIANTES

10 TIPS BÁSICOS PARA CICLISTAS PRINCIPIANTES

Como en todo deporte, en el ciclismo es importante tener un aprendizaje no solo técnico sino en el acondicionamiento físico; esto permitirá un mayor rendimiento ya que llegas a conocer tus fortalezas y destrezas en la bici y puedes adaptar tu sistema cardiovascular y muscular al entrenamiento. Si aún eres novato, no te preocupes, justamente te daremos unos consejos muy básicos para que tengas en cuenta a la hora de rodas y que, de seguro, te permitirán disfrutar más el entrenamiento a pesar de tu poca experiencia.

1. Elige la bicicleta correcta: Ten una bici que se ajuste al tipo de ciclismo que deseas practica, a tus medidas corporales y a tu nivel de dificultad. Decide si lo tuyo es el MTB, BMX, contrareloj, urbano o de carretera. Cuando sabes qué deseas, la compra de la bicicleta será más fácil. Una bicicleta de montaña, por ejemplo, es más pesada y robusta porque de esta forma puede usarse en cualquier terreno y lograr mayor estabilidad; por otro lado, la de ruta tiene ruedas finas para subir cuestas con más agilidad, una bicicleta urbana es perfecta para paseos por la ciudad, por eso cuenta con una rigidez intermedia.

2. Hidrátate y aliméntate de forma correcta: Es importante que comas como máximo una vez superadas las dos horas de pedaleo y bebas líquido cada media hora. El gasto calórico del ciclista es alto y por ello debes ir regulando y controlando la alimentación y la hidratación, así evitas desmayos, dolores de cabeza, calambres y otras situaciones más delicadas.

3.  Escucha a tu cuerpo: No olvides que el desgaste físico y mental no es solo por el ciclismo, también tienes un trabajo o una vida familiar que te genera estrés. Por eso, si te levantas cansado o no dormiste bien, es mejor que no entrenes y dejes descansar tus músculos. De igual forma, cuando sientas que puedes dar el máximo, hazlo. Nuestro cuerpo nos habla pero a veces ignoramos las señales.

4. Dosifica el esfuerzo: Recuerda que, como novato, no vas a rendir igual que otro ciclista más experimentado que esté entrenando por años; de hecho, lo primero es que no te compares con los demás, sigue tu ritmo propio y progresivo. Durante los primeros días de entrenamiento será suficiente una hora en la bicicleta. Pasado un mes, puedes aumentar las salidad a tres o cinco veces por semana, y luego de tres meses, estarás preparado para subir las primeras cuestas importantes. 

5. ¿Y si duele?: Al principio vas a sentir molestias durante el recorrido en la zona de la pelvis, glúteos, espalda, nuca y rodilla. Para evitar irritaciones, usa pantalones con tejido amortiguador y mantén buena higiene en la zona para evitar humedad por el sudor; si aparece dolor lumbar, ajusta bien el sillín y la altura del manillar. Casi todos los dolores, incluyendo de muñecas y rodillas, están relacionados con la técnica de pedaleo, altura del sillín o manillar.

6. Evita calambres: Cuando hacer esfuerzos a los que no estás acostumbrado, aparecen los temidos calambres. Si te excedes más allá de tus capacidades, en especial en los primeros recorridos, podrías sufrir de calambres en los gemelos o en los cuadríceps. ¿Cómo los evitas? Mantén una postura correcta en la bicicleta; calienta antes de empezar tu recorrido, recuerdas que debes tratar el ciclismo como cualquier entrenamiento normal y para esto debes acondicionar el cuerpo primero, nunca dejes de calentar; hidrátate durante la ruta, no solo cuando te sientas cansado, usualmente, para cuando tienes sed ya tu cuerpo ha entrado en proceso de deshidratación y; finalmente, mantén un ritmo de cadencia bajo, así podrás finalizar el recorrido sin errores y llegar a casa sin problemas.

 7. Busca compañía: Mientras sea principiante, lo más recomendable es buscar un grupo que salga a rodar un par de veces por semana y aprender de ellos las habilidades básicas y costumbres del ciclismo. Además, es una manera de potencias el rendimiento, sobretodo en recorridos entren 15 y 30 kilómetros.

8. No elijas rutas difíciles: Entendemos que quieras lograr conquistar las rutas más complejas y sentirte todo un experto en el tema, sin embargo, elegir rutas con demasiado desnivel cuando estás iniciando no te ayuda a afianzar habilidades ni a sentirte seguro en la bicicleta, por lo que cometerás errores y antes que amar el deporte, sentirás miedo de las posibles caídas y te decepcionarás. Con el paso del tiempo podrás poner a prueba las técnicas de subida, desniveles y bajadas que aprendiste en las rutas sencillas. 

9. Sé prevenido con el clima: No solo si llueve o hace sol, sino el viento que no es muy amigo del ciclista. Si apenas inicias y ves la lluvia asomarse, cambia el horario de tu salida, esto porque, como en todo vehículo, la lluvia dificulta el tránsito y la visibilidad, lo que podría ocasionar un accidente. Adicionalmente, evita salir en tiempos de calor o de sol, escoge horas en las que el sol se oculte o esté más bajo, así no tendrás que sufrir golpes de calor que pueden afectar tu salud.

10. Comprueba el estado de tu bicicleta: Muchos ciclistas novatos ignoran el hecho de que la bicicleta se trata como otro vehículo; hay que revisarla antes de salir para evitar inconvenientes en la ruta. Revisa la presión de las ruedas, los frenos, la altura del sillín, que lleves luces funcionales, así como las demás piezas que la componen. Si vas a salir de noche, no solo las luces son tu prioridad, sino la ropa de colores reflectivos y las medidas de seguridad reglamentarias. 

Deja un comentario